SÍNTEIS HISTÓRICA
Los hallazgos prehistóricos de la zona se remontan a lejanos tiempos del Neolítico. Testigo son los restos cerámicos y vasos campaniformes aparecidos cerca de “Flor de rei Vello”. Varias necrópolis, y esculturas rupestres del período Megalítico, también testifican su presencia humana en un amplia zona del ayuntamiento. Aunque de la época del Bronce son mas escasos los hallazgos, se certifica una cierta actividad metalúrgica, residual en las hachas encontradas en Arzádegos y en asentamientos humanos próximos a los límites de la capital del ayuntamiento. La edad de hierro, ya se muestra una mayor población asentada en los establecimientos castrenses destacando los de “Flor de rei”, “A Cidadella” o el “Castelo da pena”, localizándose también un ejemplar escultórico de ciervo que evidencia un contacto de esta zona con culturas de la meseta. De los tiempos de la romanización son muy numerosos los vestigios localizados: calzadas (Aqua Flavia-Astúrica), estrellas, monedas, actividad minera y materiales de construcción diversos encontrados en los castros.
En la alta Edad Media, durante la dominación Sueva, este territorio aparece dominado como Ad Saltu, perteneciente a la diócesis de Braga, pasando luego a formar parte del nuevo obispado auriense (Ourense), incluido en la llamada jurisdicción de Baroncelli cuyo apelativo se acredita en la parroquia de Santa Comba. La población en esta época viene acreditada por los diversos antropónimos de origen germánicos que se conservan en toponimia. Después de la invasión árabe, comienza la repoblación de la zona de la mano de caballeros y señores, apareciendo la denominación de “Souto Vermui ou Bermud”( de Bermudo) que a través de donaciones pasaría a depender del monasterio de Celanova. En el año 908, bajo Ordoño II, se repuebla Vilar de Avolos (Auóos) que alude a Vilardevós como una población ya perteneciente a los antiguos ancestros. Posteriormente con la independencia de Portugal, aparecerán litigios jurisdiccionales que afectarán a diversas poblaciones hasta la fijación definitiva de la frontera. La creación del condado de Monterrei llevaría a la desmembración territorial de Celanova, concediéndole el rey castellano (año 1369) las tierras de Souto Bermud (Vilardevós y Riós) a Juan Rodríguez de Biedma. Posteriormente, al entroncar esta casa con el condado de Monterrei, este territorio pasaría a integrarse en el mismo.

Según algunas crónicas, aparece referenciado el llamado “Castil da Pena”, una torre que pretendió para sí el Conde de Lemos, don Fernando de Andrade, en uno de los numerosos litigios que mantuvo con los señores de monterrei.
Desde comienzos de la baja Edad Media y para atender el flujo peregrinatorio a Santiago, se establece en estas tierras la Orden de San Juán de Malta, dependiente de la “encomenda” de Quiroga. Establecería su casa matriz en Osoño y contaba con un hospital y los anejos de Enxames y Vilarello da Cota, además de numerosos aforamientos en toda la comarca de Monterrei. Otrs estamentos religiosos con aforamientos y posesiones en la zona fueron el monasterio de Servoi (Terroso e Dona Elvira), la colegiata de Xunqueira de Ambía (Obispo de Valladolid) o el monasterio de Villaza (Vilar de Cervos). Además, en el aspecto religioso cabe destacar las numerosas capillas existentes dedicas a diversas advocaciones y de propiedad comunal de cada parroquia como consta en los documentos. De grande renombre y afluencia en otros tiempos, fueron las romerías de “Nosa Señora de portas abertas” y la de la “Nosa Señora da O” con gran concurrencia de fieles portugueses. La festividad del Corpus Cristi también era celebrada en casi todas las parroquias y a ella contribuían con cuartos todos los vecinos Durante las guerras de la independencia de Portugual, esta zona, igual que otras fronterizas, sufriría los ataques portugués, destacando los acontecidos en el año 140 en el que fueron arrasadas todas las poblaciones de Vilardevós. Esta situación bélica perduraría durante años, estando afectada la zona por los diversos avatares históricos sufridos por la nación vecina. Tambén durante la Guerra de la Independencia se vió invadida la zona por las tropas del Marechal Soult, particpando los vecios en diversas acciones guerrilleras contra el ejército francés. Con la reforma territoria y administrativa de 1830 se crearán los concellos apareciendo inicialmente en lo que fuera el antiguo territorio de Souto Bermud, los de Vilardevós, Berrande, o Riós y la Gudiña. Pocos años después Berrande quedaría integrado en el de Vilardevós compartiendo también algunas parroquias con el de Riós. Desde el 1857 se inicia el complicado y largo proceso de delimitación fronteriza con Portugal en el que influyeron las reclamaciones de este país basadas en antiguos vestigios medievales.
La estabilidad en la frontera y los condicionantes económicos y políticos de diferentes épocas, avivaron la actividad del contrabando en la llamada “raia” fronteriza destacando principalmente el de la post-guerra franquista y el estraperlo como derivación. Una especialidad del contrabando tuvo sus putos álgidos en las épocas de las guerras europeas al existir en el ayuntamiento las minas de Vilar de Cervos de las que se extraía estaño, grafito y volframio, básicamente. Aunque se apuntaron datos sobre una explotación romana de las minas, lo cierto es que estas vetas minerales fueron objeto de excavaciones superficiales por los vecinos en distintas épocas. Mas sería a comienzos del siglo XVIII cuando comienzan a ser objeto de una explotación sistemática bajo control real y delos condes de Monterrei. Luego, las concesiones mineras estarían en manos de particulares y empresas explotadoras con mayor o menor fortuna.
Uno de los proyectos mas importantes para el desenvolvimiento del ayuntamiento, bastante aislado y carente de viales, fue la construcción de la carretera Verín-Bragança en los comienzos del siglo XX. Aunque se vería interrumpida en la “raia” con Portugal, fue la principal vía de comunicación de la zona para articular las comunicaciones y transportes. Gracias a este vial se pudieron comunicar pueblos del ayuntamiento, implantándose las emblemáticas rutas de los autobuses (Guerra, Ortigas, Muñoz) que todavía permanecen en los recuerdos de la gente.
En la post-guerra civil, diversas localidades y zonas de Vilardevós fueron escenario de huídas y acciones de la guerrilla antifranquista que actuaba de uno y otro lado de la “raia”. A estes episodios le seguiría, como en otras zonas del rural de Galicia, un fuerte flujo migratorio de gran incidencia en la demografía y en el desenvolvimiento económico.

Text Size
Septiembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 

 

ÚLTIMOS COMENTARIOS

  • Vilardevós ampliará el puente de Arzoá para el paso de camiones
    04.07.2017 15:35
    ESTAMOS ESPERANDO A LINPEZA DA RUTA DAS ADEGAS DE ARZADEGOS, TAMEN O ARRANXO DA ESTRADA VILARDEVOS ...

    Leer más...

     
  • El zorro y los mozos
    03.05.2017 11:43
    Desde luego el artículo es fantástico. Propio del mejor realismo mágico de la literatura de la Raia.

    Leer más...

     
  • Alcaldes de Riós y Vilardevós piden a Medio Rural abrir una pista y ayudas para la castaña
    11.11.2016 12:15
    Boa idea. ¿Por qué todo eso que no seu día foron leiras de centeo, millo, nabos, patatas, pasteiros de ...

    Leer más...